Krames Online
Library Search Go Advanced Search
Español (Inicio)

HealthSheets™

Cuidado del tubo de drenaje de aspiración cerrado

Lo que usted necesita:

  • Guantes desechables

  • Taza de medir

  • Papel y lápiz

  • Gasa o toalla de papel

  • Hisopos de algodón estéril o gasas de 4" x 4"

  • Solución salina estéril o agua y jabón

El tubo de drenaje elimina el líquido alrededor de la herida para evitar que se infecte y promueve la curación. El bulbo o pera de recolección que está al final del tubo se aprieta y tapa para crear succión. Este bulbo se debe vaciar y volver a preparar cuando se llene por la mitad para así mantener una aspiración adecuada. Usted tiene que vaciar el bulbo y limpiar la piel alrededor de la zona de drenaje con la frecuencia que su profesional de la salud le indique. Siga los pasos siguientes:

1. Vacíe el bulbo

  • Lave sus manos.

  • Apunte la parte superior del bulbo en sentido opuesto a su cuerpo y destápelo.

  • Voltee el bulbo hacia abajo sobre una taza de medir y exprima el líquido en la taza hasta que quede completamente vacío.

  • Ponga la taza a un lado, para que pueda registrar el volumen de líquido en el vaso, después de limpiar y volver a conectar la bombilla en el paso 2.

Image

2. Limpie y vuelva a conectar el bulbo

  • Si es necesario, limpie la parte superior del bulbo con una gasa o toalla de papel limpia.

  • Apriete bien el bulbo y vuelva a colocarle la tapa.

  • Anote la cantidad de líquido en la taza. A continuación, vacie la copa según las indicaciones.

Image

3. Limpie la zona

  • Quítese los guantes desechables y lave sus manos antes de limpiar el sitio. 

  • Póngase un nuevo par de guantes desechables.

  • Luego humedezca un hisopo de algodón estéril o una gasa de 4 x 4 pulgadas (10 x 10 cm) con solución salina estéril o agua y jabón.

  • Limpie suavemente la piel alrededor de la zona de drenaje siempre con movimientos hacia afuera de la herida.

  • Si se lo indicaron, aplique una pomada antibacteriana.

Image

Cuándo debe llamar a su proveedor de atención médica

Llame a su proveedor si nota cualquiera de estos cambios:

  • La cantidad de líquido aumenta o disminuye de repente.

  • Gran cantidad de sangre o un coágulo en el drenaje.

  • El color, olor o espesor del líquido cambia.

  • Se sale el tubo o se abre la herida.

  • La piel alrededor de la zona de drenaje está roja, hinchada, le duele o secreta pus.

  • Tiene fiebre por encima de 101.5 °F (38.6 °C) o escalofríos.

Si el tubo no está drenando

  • Desenrolle los dobleces en el tubo.

  • Con una mano, sujete firmemente la base del tubo entre el pulgar y el dedo índice. No toque la incisión.

  • Coloque el pulgar y el dedo índice de la otra mano sobre el tubo, al lado de la primera mano. Apriete con sus dedos como si fueran una pinza. A continuación, recorra el tubo manteniendo la pinza a lo largo del tubo hacia la bolsa. Esto ayudará a empujar cualquier fluido obstruido a través del tubo. A esto se le llama “ordeñar” el tubo. Tal vez le resulte útil sostener una almohadilla con alcohol entre sus dedos y el tubo para lubricarlo.

  • Si el tubo no drena, llame a su proveedor de atención médica.

 

 

© 2000-2015 The StayWell Company, LLC. 780 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.